El rostro es la parte más visible de nuestro cuerpo. Por ello, son muchas las personas que buscan mejorar la imagen y un mayor equilibrio en el rostro y acuden a la cirugía estética para afinarlo, acentuando la zona de los pómulos. Aquellos pacientes acomplejados por un rostro excesivamente redondeado, pueden encontrar la solución mediante la extracción de las bolas de Bichat, acúmulos de grasa que se encuentran en las mejillas.
 
Las bolas de bichat, acuñadas así por su descubridor, el anatomista francés Xavier Bichat, son paquetes grasos que se encuentran en las mejillas. De hecho, todos las tenemos pero, dependiendo de su tamaño, nos hacen la forma más redonda o más alargada.
 
Para eliminarlas se requerirá de una intervención no invasiva muy de moda debido a que muchas estrellas de Hollywood se han sometido a ella para embellecer el rostro y obtener el tan ansiado perfil triangular. Extraerlas afinará el rostro, acentuando los pómulos, haciéndolo más anguloso y definido.
 
Esta intervención es recomendada para aquellas personas que se encuentran entre los 16 años, cuando el rostro deja de crecer, y los 40 cuando, debido al inicio del proceso de envejecimiento en el que el rostro empieza a adelgazar por sí solo.

Procedimiento

El proceso para extraer las bolas es sencillo y rápido (30 minutos):

  1. Aplicación de anestesia local, a no ser que se aproveche la entrada a quirófano para realizar otras intervenciones de mayor envergadura.
  2. Realización de dos incisiones internas de 1,5 cm, una en cada mejilla, justo en el espacio entre las muelas inferiores y las superiores.
  3. Extracción de las bolas de grasa. Su extracción total no es necesaria, depende de cuánto se quiera afinar el rostro.
  4. Puntos de sutura.